Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analíticas y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.
pagina principal
Buscar en meRelajo.com o en internet
Descarga Relajación
Entrenamiento Autógeno
Relajación Progresiva
Técnicas de Visualización
Técnicas Energéticas
Técnicas Mixtas
EJERCICIOS de Relajación
ARTÍCULOS de Relajación
CURSOS Presenciales
Libros de Relajación
AMPLIAR
AMPLIAR


Técnicas Energéticas de Relajación

Ejercicios incluidos

AMPLIAR
Ejercicio 1: Relajación Energética
Ejercicio 2: Atención movimiento energía
Ejercicio 3: Relajación Movimiento, energía
Ejercicio 4: Eliminar Pesada Carga

 

Descripcion

La tensión forma parte de un proceso de desgaste y envejacimiento prematuro, la relajación es un proceso de regeneración y rejuvenecimiento permanente, de aumento de energía y vitalidad. Los cambios metabólicos que acompañan a la relajación favorecen el riego sanguineo, la energía recorre nuestro cuerpo y la tensión no obstaculiza su libre circulación. Los canales energéticos se liberan y el estado de distensión se percibe como una dulce calma. Trabajar con nuestras energías implica tener nuestros generadores y motores bajo control, comer, respirar y tener impresiones ya no dependerá solo de nuestra actividad funcional automática.

Cualquier técnica de relajación es una técnica con contenido energético, ya que el trabajo sobre los ejercicios atenúa el desgaste corporal y favorece los procesos de regeneración, agrupamos dentro de este grupo una serie de ejercicios que abundan en este punto en concreto, ello implica más descanso y una mayor recuperación.

Un gran número de personas se levantan por las mañanas cansadas, tras ocho horas de sueño agotador, comenzaran un día sin energía hasta que llega la noche y de nuevo con dificultad volverán a dormir sin apenas descansar, los ejercicios que presentamos pretenden una introducción en el sueño placentera y con el paso del tiempo, y la practica un reposo profundo que nos permita levantarnos con la energía suficiente como para afrontar el nuevo día con fuerza y vitalidad.