Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analíticas y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.
pagina principal
Buscar en meRelajo.com o en internet
Relajación
Fragmentos de Relajación
EJERCICIOS de Relajación
ARTÍCULOS de Relajación
CURSOS Presenciales
Libros de Relajación
AMPLIAR
AMPLIAR


Estás en: inicio > artículos de Relajación > Fragmentos de relajación
VERSIóN IMPRIMIBLEimprimir / 3415 lecturas / Julio 2008

RECONCILIAR

Hay una cultura que arranca la energía de los cuerpos, como el aire las hojas secas de los árboles, es la cultura de todo por el éxito social, de lo que sea por dinero, de yo soy más que tú aunque no sepa que soy yo. Hay una cultura inhumana que triunfa porque arrasa la conciencia, porque mete ruido, bullicio, a donde llega, y en medio de tal algarabía el descontrol es el rey y la locura progresa. Ya el loco es el que no disfruta con la locura, el que busca el silencio para escuchar, el que no se llena de alcohol y pretende atender honradamente a aquel con quien conversa. No se puede ir contra esa corriente inaudita, se la puede observar arrasar los cuerpos, desvitalizar los seres que se entregan a su corriente, aún queriendo permanecer al margen se puede sentir en ocasiones una tristeza infinita que me toma y no se de donde viene, si estoy en calma no me toma, no se me lleva. Resistir en calma, sin agitación, es quedar fuera de la corriente hasta la próxima vez.

Solo nos reconcilia con nuestro ser la relajación profunda, solo establecer correspondencia con el mundo interior nos permite vivir exteriormente con cordura, sin ser arrastrados por ese desequilibrio que aniquila la armonía.

Hacer la celda mas confortable no es escapar de la prisión, un carácter masoquista permite sufrir por la propia experiencia vital y mantenerse adherido a todo aquello que le da solidez, la obtención de placer con el sufrimiento no es tan extraña, es la forma en que muchas personas viven su vida y obtienen la energía para continuar, cada día podemos observar personas que presumen de sus trastornos, extrayendo de su propia insatisfacción todo lo que necesitan para continuar en ella. La tensión puede ser tan colosal que impida cualquier movimiento de liberación, la mente desea libertad, el cuerpo no parece tener energías para seguir a la mente y tomar conciencia de ello significa verificar de nuevo como esta disociación entre la orientación primaria de la mente y las posibilidades del cuerpo conducen a un incremento de la tensión y a un menor nivel de conciencia (menos energía, más automatismo, funcionamiento mecánico............inconsciencia).