Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analíticas y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.
pagina principal
Buscar en meRelajo.com o en internet
Relajación
Fragmentos de Relajación
EJERCICIOS de Relajación
ARTÍCULOS de Relajación
CURSOS Presenciales
Libros de Relajación
AMPLIAR
AMPLIAR


Estás en: inicio > artículos de Relajación > Fragmentos de relajación
VERSIóN IMPRIMIBLEimprimir / 4981 lecturas / Julio 2008

EXPERIENCIA

El propio desarrollo, cada nuevo intento de búsqueda de equilibrio en movimiento tiene que ver con los niveles de experiencia en que participo, la experiencia es algo que sucede en paralelo, el pensamiento es lineal, no puedo tener experiencias con el pensamiento, es más puedo intervenir tanto que el pensamiento arruine la experiencia, sucede a menudo. La relajación nos permite observar lo que sucede sin intervenir, permitiendo que la experiencia suceda completamente y dejando el análisis y el juicio para más tarde. Permite por tanto considerar las situaciones de cada día desde una nueva perspectiva, enriqueciendo la experiencia cotidiana al concedernos otro punto de vista. Estamos tan acostumbrados a considerar el pensamiento como el eje de nuestra vida que no percibimos su automatismo febril, que interfiere ocupándolo todo, sin cumplir cuando y como debe en sus labores específicas de elaboración de procesos lógicos y racionales, expandiéndose por labores que no corresponden a su función y abandonando las propias. En cierta forma el pensamiento está muerto, es recuerdo, es pasado, la experiencia es ahora, sucede en este instante, está llena de riqueza y de vida, y sin desearlo, justo en este instante en vez de sentir, de apreciar sensorialmente este momento único el pensamiento desea obtener los frutos de la experiencia dejándola apenas en nada, cenizas de la realidad que no puede ser contenida por un sistema lineal, como el agua no puede ser atrapada en un cedazo. Hace falta valor siquiera para atreverse a intentar experimentar directamente el filtro del pensamiento o las ideas preconcebidas. La experiencia une el pensamiento separa, existen el hombre y la mujer, lo alto y lo bajo, lo blanco y lo negro, son realidades, solo el pensamiento los trasforma en contrarios, en opuestos. Esta dicotomía imaginaria consume excesiva energía a diario.

La experiencia es crecimiento, no se puede crecer solo hacia fuera, las personas no pueden hacerse solo más viejas, un árbol no crece solo hacia el exterior, no destruye su pasado, crece con el integrando todo lo que fue para llegar a ser lo que es, sus raíces su tronco y las ramas con sus hojas forman un todo integrado. No puede haber un desarrollo desequilibrado de su tronco y ramas a costa de las raíces o el árbol caerá. Nuestro cuerpo, intelecto y emociones han de desarrollarse de forma armónica, y creciendo en todas direcciones con un impulso hacia lo más alto, hacia niveles de conciencia que nos alejen del sueño profundo, del cuerpo dormido en estado de vigilia.

La organización de la sociedad acaba estructurando el carácter de los individuos que la componen, la racionalidad de las estructuras sociales se puede poner en duda claramente, sin embargo estas estructuras sobreviven con eficiencia ya que se adaptan perfectamente a un medio irracional, los perturbaciones de las personas aceleran su deseo de poder y ya que no puede obtenerse sobre si mismos que sea sobre los demás, y así organización sobre organización, feudo tras feudo, la colectividad se afianza sobre lo incongruente, extravagante, disparatado, insensato y absurdo. El fracaso de todos los modelos de cultura racionales lo constituye y lo expresa una TV en color y con múltiples cadenas, en más de un sentido. Hay una tensión muscular crónica mantenida por un sistema de valores persistentes, crónicos. La mandíbula apretada, la tensión en el cuello, la dificultad para una respiración completa, la resistencia que envuelve el cuerpo en contra de su propia sensación, no son necesariamente inevitables, existe otra posibilidad de experiencia, a través de la relajación y del movimiento.